21 carreras que podés ejercer teniendo un título de arquitectura

Quizás has conversado más de una vez con tus padres y amigos de lo equivocado que estabas al elegir la carrera de Arquitectura, ya que no lográs conseguir trabajo, pero tal vez  no te has dado cuenta que la Arquitectura es tan solo una llave que te abrirá miles de puertas laborales que jamás te habías imaginado.

Luego de leer este artículo, te sentirás más dichoso y motivado que la misma satisfacción que obtuviste al recoger tu título universitario, a tal punto que volverías a elegir esta carrera.

Fuente: www.plataformaarquitectura.cl

Completar un título en arquitectura puede ser un proceso largo y arduo, pero también maravillosamente gratificante. A pesar de esto, muchos arquitectos recién graduados se encuentran inseguros sobre cómo comenzar, o descubren que en realidad no quieren ser arquitectos en absoluto. Aquí hay una lista de 21 opciones laborales que puedes seguir teniendo un título en arquitectura, lo que puede ayudar a algunos a superar la desalentadora tarea de comenzar a pensar y planificar la vida profesional que les espera.

Carreras en Arquitectura

Arquitectura: el arte o la práctica de diseñar y construir edificios. Los arquitectos a menudo discuten sobre la definición de nuestra disciplina, pero nunca pueden realmente escapar del uso de conceptos generales, procedentes de una educación fantásticamente amplia. No es sorpresa entonces, que la tarea de averiguar qué tipo de arquitecto deseas ser sea desalentadora. A continuación, una lista de 7 ramas que pertenecen a la arquitectura para que consideres:

1. Arquitecto paisajista

Diseñar paisajes al aire libre, incluyendo infraestructura, áreas públicas, agricultura y silvicultura es vital para construir las redes que unen nuestros espacios urbanos y rurales, pero también, y quizás lo más importante, es esencial para responder a la globalización y al cambio climático. Los arquitectos del paisaje están implicados en el manejo de agua lluvias, la restauración ambiental, y las áreas recreacionales entre otras cosas. Si te gusta trabajar con y en el medio natural, este podría ser tu camino.

2. Planificador urbano

Como resultado de un rápido crecimiento del porcentaje de nuestra población que se traslada hacia las zonas urbanas, las condiciones del urbanismo están constantemente en un estado de flujo. El estado dinámico del entorno urbano lo convierte en un apasionante camino a seguir como arquitecto, que abarca desde los cambios económicos y demográficos hasta el desarrollo sostenible. Es una responsabilidad esencial dentro de nuestra profesión, pero desafiante; requiere de adaptabilidad y resolución de problemas a gran escala.

3. Arquitecto de restauración

El patrimonio y la historia de nuestras sociedades, tal como se presentan a través de la arquitectura, no son sólo hermosos vislumbres del pasado, sino también cruciales para entender nuestra cultura como disciplina. La conservación y restauración de edificios es sin duda un desafío; nunca es posible complacer a todos. Los medios de comunicación a menudo se centran en el acto de la restauración como una “masacre del patrimonio”, a pesar de las soluciones a menudo muy hermosas.

4. Arquitecto de investigación

Con la ola actual de diseño digital y el constante avance de las herramientas digitales, nuestros métodos de representación y expresión están cambiando dramáticamente. La tecnología de la información ha tenido un profundo impacto en la arquitectura, y está lejos de terminar. Estas mejoras constantes son en parte posibles gracias a la apasionante investigación que realizan los arquitectos, que no necesariamente consiste en diseñar edificios, sino que se centra más en cómo estas nuevas herramientas pueden mejorar nuestro trabajo.

5. Arquitecto de iluminación

La luz tiene un profundo impacto en nuestra salud mental y física, como cualquier persona que vive en latitudes extremas puede entender. Aprovechar la arquitectura de la iluminación implica mejorar la calidad de nuestras experiencias, nuestra salud y bienestar, y la sostenibilidad no sólo del entorno natural, sino también de espacios más pequeños como nuestros entornos de trabajo.

6. Arquitecto político

Algunos argumentan que la arquitectura es por naturaleza política, sin embargo ser activo en la decisión política de una ciudad o un país es una historia diferente. La arquitectura es algo más que crear objetos hermosos; la disciplina tiene un valor en la organización de la sociedad. La oficina de arquitectura Terroir, por ejemplo, ha trabajado con el Ayuntamiento de Burnie, así como con el Ayuntamiento de Parramatta en Australia, para defender una cierta estructura de la ciudad, predecir lo que puede suceder y diseñar un conjunto de criterios para la evolución de la ciudad. Es un caso de arquitectura que influye en la política, en lugar de al revés.

7. Arquitecto extremo

Con el desarrollo actual del cambio climático, las condiciones meteorológicas extremas como inundaciones, olas de calor y huracanes se prevén que aumentarán. Los ambientes extremos existentes, como los desiertos, probablemente se expandirán debido a fenómenos como la desertificación. Ser un arquitecto que se especializa en condiciones climáticas extremas es por lo tanto no sólo una manera increíblemente fascinante de abordar el tema, sino también invaluable para adaptarnos al futuro de nuestro planeta.

Carreras en arte y diseño

Si al momento de graduarte te das cuenta de que la arquitectura no es para ti, el diseño y el arte podrían serlo. La arquitectura es una forma de diseño (o tal vez sea al revés), lo que facilita la creación de vínculos directos entre tu educación como arquitecto y un posible oficio como artista o diseñador. Otra alternativa es combinar dos disciplinas, como el diseño gráfico y la arquitectura. Tal vez tu pasión esté en encontrar la manera en la que los arquitectos puedan comunicarse mejor a través de material visual.

8. Artista

Aunque Olafur Eliasson no estudió arquitectura, trabaja con muchos arquitectos en Studio Olafur Eliasson, ejemplificando que tan armoniosa e imperativa es la relación entre el espacio y el arte. El razonamiento espacial y las habilidades de visualización que se obtienen de una educación en arquitectura se prestan perfectamente para un oficio relacionado con el arte, la escultura y las experiencias espaciales que no requieren de funcionalidad.

9. Diseñador industrial

Varias firmas de arquitectura se han ramificado en el diseño industrial, debido a sus cercanos lazos creativos. Sin embargo, el diseño industrial se centra en objetos de menor escala y de producción en masa, en contraposición a edificios de gran escala diseñados para un contexto específico. Si la perspectiva de diseñar algo enorme, permanente y cambiando el paisaje suena demasiado intimidante, el diseño industrial es una gran alternativa a escala reducida.

10. Diseñador de muebles

Aún más que el diseño industrial, el diseño de muebles puede ser visto como la hermana pequeña de la arquitectura. Innumerables arquitectos famosos han hecho contribuciones significativas al mundo del diseño de mobiliario: Charles y Ray Eames, Alvar Aalto y Arne Jacobsen, entre otros. Arquitectos contemporáneos como Zaha Hadid Architects están siguiendo el ejemplo, demostrando que ambas áreas se pueden desarrollar simultáneamente.

11. Diseñador textil

Diseñar textiles requiere de sensibilidad hacia el color, entender lo táctil, la construcción, los patrones y las formas. Todas estas son habilidades que se entrenan durante los primeros años de cualquier estudiante en la escuela de arquitectura. La relación entre “piel” y estructura es mucho más literal que en un edificio, ya que los dos se fusionan. La alta moda también recuerda a la arquitectura de muchas maneras, adoptando las construcciones geométricas y escultóricas de los edificios contemporáneos.

12. Diseñador gráfico

El diseño gráfico es la forma en que absorbemos nuestro mundo y lo identificamos. Es invaluable cuando se trata de la comunicación. También puede ser tan estéticamente agradable que uno difícilmente puede resistirse a convertirse en un diseñador gráfico. Tomando un curso corto en diseño gráfico para complementar un título en arquitectura puede abrir una gama de posibilidades para trabajar en el campo, pero hazte cargo de las tareas que son más adecuadas a tus intereses en la comunicación.

13. Diseñador de videojuegos

Las posibilidades casi ilimitadas que vienen con el diseño de un mundo virtual pueden ser una de las cosas más divertidas que un arquitecto recién graduado podría pensar en hacer con su educación. La construcción de la arquitectura de un videojuego es una forma de dejar que tu imaginación vuele, pero también podría añadir más profundidad a tu razonamiento espacial.

14. Fotógrafo

La fotografía de arquitectura se está haciendo cada vez más popular, posiblemente debido a la geometría hermosa que puede emerger al limitar una imagen en los márgenes de un lente. La fotografía se ocupa más de la estética, del objeto y la composición en ese momento único, dentro de ese marco específico. Se ocupa de la atmósfera fugaz, más que de la organización permanente de personas y espacios. Sin embargo, de igual manera se integra de composición, color, ambiente y experiencias.

15. Diseñador de producción

Aunque un escenario o un set de televisión son plataformas mucho más pequeñas que un planeta virtual, el diseño de conjuntos para teatro y cine también permiten un flujo creativo. Se desliga de la presión del diseño y la expresión espacial tradicionales, permitiendo experiencias que pueden ser más evocativas, sensuales e impulsadas por la historia, a la vez que utiliza todos los conocimientos y habilidades que se obtienen de una educación en arquitectura: presiones de tiempo, ambientes conceptuales y creatividad colaborativa.

Carreras fuera del diseño

Si te encuentras desplazándote por esta lista negando con la cabeza en cualquier mención de arquitectura, arte o diseño, que hagamos, tal vez esta lista final sí sea para ti. Cubre 6 carreras fuera de los campos estereotípicos del diseño, en su mayoría dentro de las ciencias humanistas ya que la arquitectura está inherentemente dirigida hacia la experiencia humana. Dibujar la esencia de esto desde tu educación arquitectónica e inyectarla en otra disciplina puede incluso hacer de ti un candidato más fuerte en el ámbito profesional.

16. Profesor

Los profesores jóvenes en las escuelas de arquitectura son cada vez más comunes, y si estás buscando más tiempo para aprender sobre el campo antes de tomar una decisión sobre si deseas o no permanecer en él, tomar un año o dos de enseñanza podría ser ideal. La enseñanza es una calle de dos vías, especialmente a una edad tan joven, proporcionándote un excelente método para aprender de tus estudiantes y reflexionar sobre tu punto de vista de la arquitectura.

17. Filántropo

En el pasado, la arquitectura era una profesión de caballeros, considerada como un esfuerzo filantrópico en oposición a un esfuerzo económico. En nuestros días, las mujeres han comenzado a tener un fuerte dominio de la profesión, pero afortunadamente el ideal filantrópico no ha desaparecido. La arquitectura contemporánea tiene un enfoque necesario en la sostenibilidad: ambiental, social, psicológica y económica. El conocimiento y la conciencia de estos ideales pueden convertirse en otros tipos de filantropía, si eso es lo que te interesa. Fundar una base sostenible hacia un objetivo humanitario nunca es una pérdida de tiempo.

18. Político

Como se mencionó anteriormente, la arquitectura y la política están en muchos aspectos inherentemente unidas. El conocimiento que uno gana de la gente, y la forma en que interactúan con su entorno, la forma en que están organizados, lo que hace que el cuerpo humano y la psique se sientan cómodos;todas estas habilidades contribuyen enormemente a hacer un buen político. De hecho, en Finlandia, Anders Adlercreutz, un actual diputado de primer mandato, es educado como arquitecto y practicó como uno durante muchos años antes de entrar a la política, mientras que en Gran Bretaña Richard Rogers sirve en la Cámara de los Lores junto con llevar su oficina de arquitectura.

19. Conservacionista

Al igual que la filantropía, la conservación del medio ambiente se está convirtiendo en un punto focal dentro de la arquitectura. A pesar de muchos esfuerzos, nuestro planeta sigue por un camino que conduce al desastre cuando se trata de nuestro entorno natural. Usar tus conocimientos de organización espacial para desarrollar un método de conservación ambiental no sólo es estimulante intelectualmente, sino también de vital importancia para nuestra sociedad.

20. Escritor

Convertirse en un escritor o periodista puede ser una gran manera de utilizar una educación arquitectónica; aprendemos a articularnos utilizando el lenguaje descriptivo y la retórica, con el fin de comunicar nuestros proyectos complejos a profesores y críticos. Transformar eso en escritura, ya sea ficción o no, es otra forma de construir otro mundo y una experiencia para otros. A pesar de que la impresión es de dos dimensiones, las historias definitivamente no lo son.

21. Emprendedor

Resolver problemas, el pensamiento creativo y el arte de la persuasión son tres de las habilidades que los arquitectos y los empresarios tienen en común y que puedes utilizar a tu ventaja. Tu experiencia con conceptos abstractos y la interacción humana puede hacer de ti un competidor más fuerte con una forma alternativa de pensar.

La lista de arriba es, por supuesto, incompleta, ya que las carreras mencionadas aquí se pueden combinar de muchas maneras, y otras vocaciones no mencionadas pueden ser traídas a la mesa para proporcionar posibilidades virtualmente infinitas. Como dijo el educador alemán Kurt Hahn, “hay más en nosotros de lo que sabemos. Si es que logramos verlo, es probable que el resto de nuestras vidas no estemos dispuestos a conformarnos con menos”. No olvides que hay un mar de posibilidades allá afuera.

—–

Si sos de los que les apasiona la Arquitectura y este artículo de motivó aún más a estudiarla, conocé más sobre esta carrera, así como las universidades que la imparten, planes de estudio, costos, horarios y demás, aquí. 

Comentarios:

Nuestro blog existe gracias a: