Cómo organizar tu tiempo para lograr tus objetivos

¿Te has preguntado por qué parece que algunas personas tienen todo bajo control cuando de tiempo se trata y a vos no te alcanza el día para todo lo que tenés que hacer? El día es igual para todos, disponemos de 24 horas diariamente, pero para algunos este periodo de tiempo se queda corto, mientras que otros logran mantener al día todas sus labores. Si suele pasarte que andás contra el tiempo puede deberse a falta de organización y la clave para el éxito personal depende, en gran medida, de tu capacidad para distribuir el tiempo entre todas tus actividades.

Por este motivo te daremos algunas recomendaciones de cómo empezar a organizar tus tareas. Esto no solo te permitirá realizar todos tus trabajos y actividades en la fecha establecida, sino que también será beneficioso para tu salud, ya que evitarás el estrés de tener montonesde tareas inconclusas. ¡Prestá atención!

  • ¡Alejate de la improvisación! Sí, improvisar le da sorpresa a tu vida, pero se convierte en un aspecto negativo cuando de cumplir metas se trata, así que acostúmbrate a llevar una agenda o planificador para programar todas tus actividades laborales y académicas, reuniones importantes y no te olvidés de tus ratos de ocio. Esto permitirá que te enfoqués y seás más productivo. Revisá tu agenda varias veces al día.
  • ¡Priorizá tareas! Es importante diferenciar entre tareas urgentes y tareas importantes. Las primeras, generalmente, suceden de imprevisto; siempre la más urgente será la que tenga la fecha límite más cerca y en caso de que dos tareas tengan la misma fecha de entrega, la más urgente es la que lleve mayor tiempo en su realización. Las tareas urgentes requieren de una solución eficiente. Por otro lado, las tareas importantes requieren de soluciones eficaces. Están asociadas con las consecuencias y normalmente se conocen con anticipación. La importancia de una tarea radica en la gravedad de sus consecuencias.

Eficacia vs. Eficiencia. La eficacia se relaciona con la consecución de objetivos; mientras que la eficiencia está relacionada con el uso adecuado de los recursos.

  • Identificá las tereas repetitivas, aquellas labores que son rutinarias en nuestra vida, como: ir al super, pagar recibos, etc. Una vez que las identifiqués dedicales un apartado en tu agenda, así reducirás el tiempo que invertís en ellas.
  • Planteate objetivos concretos. Esto te ayudará a no perder tu camino, pues tus metas tendrán un rumbo definido. Asimismo, determiná un plazo para terminar tus proyectos. No olvidés que tus objetivos deben ser alcanzables, específicos, realistas y ajustables durante tu camino.
  • Reconocé cuáles son tus ladrones de tiempo. Podrían estar en tu entorno (correos, redes sociales, internet, televisión, ruidos, etc.), en otras personas (visitas, interrupciones, impuntualidad…) o podrían ser propios, producidos por la improvisación, desorden o falta de disciplina.
  • ¡Aprendé a decir NO! Esto te ayudará enfocarte en las actividades importantes para tu vida y evitarás estresarte por quedar bien con la gente.
  • No podés hacer todo solo, así que es hora de que comencés a compartir responsabilidades. Buscá apoyo en tu familia y compañeros.
  • Evitá la multitarea, solamente hará que trabajés a un ritmo menor, que aumente la posibilidad de errores y te generará distracciones, estrés y ansiedad.
  • ¡No pospongás tareas! Si una actividad es demasiado larga y aburrida, programala por partes. Dividir una tarea es muy útil en el caso de los trabajos de investigación, podés realizar un día la búsqueda de datos, después el desarrollo y, por último, las correcciones.

Los días son costosos. Cuando gastás uno, tenés un día menos para gastar, por lo tanto, debés estar seguro de que usás tu tiempo sabiamente.

Seguí estos tips y te aseguramos que tendrás listos tus trabajos en la fecha indicada. El tiempo es oro, pero recordá que solo vos tenés el control sobre tu propio tiempo.

Comentarios:

Nuestro blog existe gracias a: