|

3 carreras como salidas de una película futurista que ya podés estudiar


Nanotecnología aplicada en la Medicina, impresión en 3D de órganos, dispositivos electrónicos, piezas mecánicas ¡y hasta comida! Si eso te suena a algo salido del futuro, ya es una realidad que podés convertir en una carrera profesional.

La revolución tecnológica que estamos viviendo conlleva también una transformación en los servicios y alcances que las diferentes profesiones ofrecen a la industria mundial.

Y gracias a los avances tecnológicos ahora contamos con innovadores campos de acción profesional que nos permiten crear, investigar, explorar y facilitar cada aspecto de nuestra vida, en campos como la Medicina, el Diseño o la Ingeniería industrial, para crear procesos productivos más eficientes, productos para aplicaciones prácticas e incluso para experimentar y darle un giro a la Gastronomía moderna.

Estas son algunas carreras innovadoras, salidas de un futuro que ya no se ve para nada distante y que más bien nos sorprende todos los días.

Ingeniería Robótica

Hablar de robots conviviendo en sociedad deja de ser menos utópico y por el contrario, y sin darnos cuenta, ahora vemos la robótica aplicada en muchos aspectos de nuestra vida.

La Ingeniería Robótica combina destrezas, habilidades y conocimientos en electrónica, diseño digital e industrial, computación, mecánica y robótica.

Quienes estudian esta carrera se dedican a la generación de soluciones tecnológicas que satisfagan las necesidades humanas y organizacionales, por medio del desarrollo de dispositivos electrónicos y sistemas de software de avanzada.

También se especializan en la implementación de proyectos de automatización industrial ya que dominan técnicas de instrumentación, control automático, mecatrónica y más.

Además, son capaces de operar máquinas eléctricas y de apoyar procesos de diseño, construcción de robots para fines médicos, de servicio, industriales o de entretenimiento.

Su campo de acción son las empresas y las instituciones privadas o públicas vinculadas a la innovación tecnológica, o a la administración de las nuevas tecnologías.

Algunas de ellas son las compañías manufactureras, las que usan redes de comunicación de datos, o las que diseñan y construyen sistemas digitales o robots.

También pueden trabajar en compañías de tipo computacional, electrónicas, y hasta en centros investigativos que desarrollen nuevas tecnologías.

Diseño de órganos

Gracias a la tecnología de impresión en 3D hoy es posible crear tejidos y hasta órganos completos capaces de sustituir las capacidades de un órgano real.

Un diseñador de órganos es un profesional de la Medicina que se encarga de crear órganos artificiales para probar nuevos fármacos con los que curar o paliar enfermedades.

Aunque la bioimpresión aún es un ámbito incipiente, ya se emplea para fabricar tejidos como piel, cartílagos, huesos y vasos sanguíneos. Esta técnica permite crear capa a capa estructuras biológicas para experimentaciones médicas o trasplantes.

Quizá una de las mayores ventajas de contar con profesionales dedicados a la bioimpresión es que permitirá eliminar las listas de espera para trasplantes porque podrán diseñarse órganos que eviten años de sufrimiento e incluso muertes.  Otra ventaja es el uso de órganos artificiales que se puedan usar para experimentación y prueba de medicamentos.

Biotecnología

¿Qué pasaría en el mundo si nos quedáramos sin campos para producir agrocultivos, desarrollar la ganadería o que la crisis alimentaria fuera tal que requiriéramos de laboratorios para producir los alimentos? Bueno, podría pasar, y aquí es cuando el trabajo de los profesionales en Biotecnología es vital.

La Biotecnología es una técnica en la que se utilizan organismos vivos para modificar distintos productos o procesos, y se aplica en distintas industrias como la alimentaria, la medicina, la actividad agropecuaria, farmacéutica, y más.

En esta carrera el profesional debe hacer uso de aplicaciones tecnológicas en la utilización de sistemas biológicos y de organismos vivos.

Además, abarca el manejo de microorganismos, pues busca mejorar diversos procesos biotecnológicos en la industria por medio de técnicas tradicionales o innovadoras según se requiera.

En el campo de la biología molecular, un biotecnólogo estará capacitado en técnicas de manipulación de ácidos nucleicos, diagnóstico molecular y caracterización genética.

Un profesional en este campo puede encontrar campos de trabajo tan amplios como estos:

  • Hospitales.
  • Laboratorios.
  • Empresas agroindustriales.
  • Oficinas públicas y privadas dedicadas a la protección del medio ambiente.
  • Empresas de producción de papel, minería, industria alimentaria y pesquera.

Te motivamos a investigar más sobre estas y otras profesiones del futuro que definitivamente cambiarán la forma en la que vivimos, con repercusiones positivas que mejoren nuestra calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *