|

Utilizá el aguinaldo para invertir en tus estudios

Llega diciembre y con ello las celebraciones de Navidad y Fin de Año. Sabemos que querés descansar y salir de vacaciones con tu familia y amigos pero, ¿ya has pensado en comenzar la universidad, o bien, retomar tus estudios?

Diciembre se conoce por la alegría de las fiestas de fin de año, pero también por los gastos que implica. ¿Alguna vez has gastado el aguinaldo antes de tenerlo en tus manos?, o cuando llega enero ¿ya no te queda nada? ¡Que este año no te suceda lo mismo! Si querés regalar, o regalarte, una nueva T.V. de 42”, un Playstation 4 o un nuevo celular, preguntate si en verdad lo necesitás o si tenés otras prioridades, como la matrícula en la U.

Si lo que querés es sumergirte en tus estudios, te recomendamos que, en vez de utilizar tu aguinaldo en regalos costosos, comprés presentes más significativos y útiles, que en la mayoría de los casos te saldrán más económicos, y te aseguramos que tus seres queridos te lo agradecerán de igual forma.

¿Cómo minimizo mis gastos?

El aguinaldo en la mayoría de casos es utilizado para cubrir los gastos que conllevan estas fechas o, bien, para cubrir tus deudas. Sin embargo, es importante que te pongás metas y que prioricés.

Aquí te brindamos algunos consejos, esperamos que te sean útiles.

  • Si todavía no estás seguro de lo que querés estudiar, informate sobre la oferta académica en diferentes universidades. Aquí tenés que evaluar tus opciones. Tomá en cuenta tu tiempo y tu dinero, así podrás decidir si te conviene más una universidad pública o una privada. Recordá que estos factores van a cambiar dependiendo de la carrera que querrás llevar.
  • Empezá a ahorrar lo antes posible, así que establecé un plan de pago de deudas, para evitar futuros obstáculos en los estudios. Para esto existen varios métodos, uno de ellos es escribir todas tus deudas en una hoja, desde la más pequeña a la más grande y empezar a pagar de la menor a la mayor, poco a poco, hasta que no debás más dinero. De esta manera cuando estés más desahogado podrás ahorrar incluso más.
  • Cuestioná todos tus gastos y preguntate si no estás pagando por cosas que en realidad no necesitás. Para esto te recomendamos realizar una lista de gastos fijos del mes, buscar cuáles podés eliminar completamente y después encontrar una estrategia que te ayude a ahorrar en los verdaderamente indispensables.
  • Planificá por adelantado tus comidas, así, en vez de realizar varias compras pequeñas y adquirir aquello que te tienta, realizá una lista de lo que vas a consumir durante toda la semana (o más), para evitar comprar comida fuera de la necesaria. Esto no quiere decir que no podás darte un gusto, solo es cuestión de moderarte.
  • Revisá tus estados de cuenta mensualmente, esto te ayudará a llevar control de tu dinero y verificar que todo esté en orden.
  • Eliminá los lujos, todo requiere sacrificios. Podés darte una escapada un fin de semana o salir a celebrar con tus amigos, pero siempre mantené en mente tu objetivo, así que buscá alternativas menos costosas para disfrutar y relajarte un momento.

Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber. – Albert Einstein

Estos son solo algunos consejos que pueden serte de utilidad, pero hay otras alternativas que te ayudarán con este objetivo. Buscá información sobre los sistemas de becas universitarios, seguí firme en tus decisión de superación profesional e intentá que este año tu aguinaldo no vuele en artículos que no vas a utilizar. Esta será una inversión a largo plazo, pero recordá que se trata de tu futuro y la recompensa va a ser la mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *