|

Estudiar y trabajar: ¿Cómo sacar tiempo para todo?

¿Estás por entrar a la U pero tenés que combinar el estudio con el trabajo? Todo es posible con un poco de organización.

De niños queríamos llegar a la vida adolescente y después a la adulta; ahora que estamos en esa etapa sabemos las responsabilidades que implica, así que tomémonos todo con calma porque estos serán nuestros mejores años.

Combinar la U con un trabajo es una de las alternativas de muchos jóvenes que no pueden dedicarse tiempo completo al estudio pero que quieren ser profesionales. La clave está en cómo equilibrar nuestro tiempo para tener un buen rendimiento en ambas tareas.

Estos son algunos consejos para que te podás organizar:

1. Revisá el plan de estudios y organizate desde ya, no importa si solo vas a llevar uno o dos cursos al inicio; lo importante es que tengás una visión de cómo querés ir avanzando según tus posibilidades, para que luego no te sorprenda algún curso con requisito.

2. Si tu horario de trabajo no es flexible entonces tratá de buscar cursos que se impartan después del trabajo o los sábados. La ventaja es que muchas universidades privadas saben esto y por eso tienen amplias opciones de horario.

3. Cuando estés más avanzado en la carrera, quizá tengás que pedir algún permiso; entonces planificalo. En primer lugar sé responsable en el trabajo para que te lo den y también avisá con anticipación.

4. Recordá que la U no solo es ir a clases. Los estudiantes debemos dedicar más tiempo para hacer trabajos, tareas y estudiar para los exámenes. Entonces, tratá de dejar algunas horas para dedicarlas a este tipo de actividades.

5. Recordá que los periodos en la mayoría de universidades son por cuatrimestre, y que esto te da chance para que en las semanas entre periodo y periodo que te quedan libres te podás recrear, ir de paseo o descansar. Cargar baterías para empezar el otro cuatri es más necesario de lo que parece.

6. No te olvidés del TCU, llegada la hora de matricular el trabajo comunal tenés que tomar en cuenta el total de horas y hacer un plan de distribución para que lo podás terminar sin problema.

7. ¡Claro, el pago! Afortunadamente ahora existen muchas modalidades más flexibles, y aunque en la mayoría de las U funcionan las mismas, podés preguntar directamente en la que te vas a matricular; así también te organizás con las fechas de pago en el trabajo y en la U. También podés leer “¿Cómo puedo pagar la carrera?”.

8. Nuestra última recomendación es no cargarte demasiado, sino encontrar una medida en ambas responsabilidades que te permitan tener calidad de vida y un buen desempeño en el trabajo y en la U.

Recordá que lo mejor en la vida pasa cuando disfrutamos lo que hacemos. Así que bienvenido a la aventura de la U.

Aunque trabajar y estudiar requiere un gran esfuerzo, una de las mayores ventajas es que te graduás y tenés un currículo con experiencia laboral. Además, conforme vas estudiando tenés más posibilidades de ascender a otro puesto si tu trabajo te lo permite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *