|

¿Las carreras tienen género?

| General

Si hay algo de lo que podemos estar seguros es que la única constante siempre será el cambio. La especie humana, por naturaleza, ha gestado y ha sido artífice de su propio proceso evolutivo.

Como parte de este avance, muchas pautas culturales y sociales han ido quedando atrás. Con el paso del tiempo, las posibilidades de acceso a la educación y al desarrollo profesional e intelectual, ya no son exclusivas de un género u otro.

Aunque todavía queda bastante por hacer en términos de equidad, la idea que se manejó por mucho tiempo, acerca de que ciertas carreras son solo para hombres y otras son solo para mujeres, cada vez se desdibuja más.

Carreras para quienes cumplan los requisitos

Gracias a todo lo que se ha logrado en el campo de los derechos humanos, la etnia, la religión, y el género, estas han dejado de ser factores limitantes para que las personas puedan tener derecho a la vida que desean, incluyendo la profesión que elijan.

La constancia, la resiliencia y la disciplina, serán los atributos de personalidad que deberán acompañar la decisión que se tome, porque aunque las posibilidades existen y son reales a nivel de carrera, en el mundo laboral se sigue luchando por temas como la paga igualitaria o la discriminación para el otorgamiento de puestos de dirección, dependiendo del sexo del aspirante.

Algunos ejemplos de carreras donde el género no ha sido o ha dejado de ser un condicionante son:

  • Ingenierías: aunque no es muy sabido, desde la década de los 50’s, en la Nasa, hay mujeres ingenieras, profesión que siempre fue ocupada por varones. De hecho, en la película “Talentos Ocultos” se cuenta la historia de tres mujeres afroamericanas que desafiaron su tiempo, su raza y su género y fueron parte fundamental del equipo de científicos de aquella é
  • Educación: una carrera que siempre ha sido asociada con mujeres y que en tiempos, no tan antiguos, era la única profesión que algunas familias le permitían estudiar a sus hijas, cuenta cada vez con más hombres en sus filas. En países como Estados Unidos, desde hace ya varias décadas los maestros y profesores cada vez ocupan más puestos.
  • Derecho: si bien es cierto la abogacía fue por varios siglos la profesión de los caballeros, al día de hoy en muchas universidades del mundo, la matrícula de mujeres supera porcentualmente a la de los hombres. En algunos países como España, por ejemplo, se reporta que las mujeres incluso bajaron la edad promedio de los egresados de la carrera y elevaron el rango de calificaciones.
  • Publicidad, Diseño Gráfico y Creatividad: las formas, los colores, la estética visual y el arte de contar historias, no es cosa solo de mujeres. En las agencias de publicidad y en los departamentos de diseño “in house” de las compañías, cada vez podemos ver más hombres protagonistas. De hecho en las premiaciones internacionales en las que el país participa, cada vez vemos a más y más compañeros al frente de los equipos participantes y siendo premiados.

Como sociedad es sano que podamos evolucionar hacia un modelo donde las capacidades de las personas sean las que determinen sus oportunidades y sus logros y en la medida en que sepamos adaptarnos a nuevos roles y a nuevos retos, seremos parte de un sistema mucho más inclusivo e igualitario.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *