|

5 mitos sobre la carrera de Nutrición

| Carreras

– ¿Qué vas a estudiar?
– Medicina
– ¿¡Qué!? Vos estás loco, ¡no querés tener vida!
– No mentira, mejor Contabilidad
– Que pereza ver números todos lo días
– Sí verdad, mejor voy a estudiar Historia
– ¡Uy! Te vas a morir de hambre
– No, ya me decidí. Voy a estudiar Arquitectura
– Pero si vos no sabés dibujar…

¡Bienvenido al bullying preuniversitario! Pero no te sintás mal, que ya muchos hemos pasado por esto, y por eso el mejor tip que te podemos dar es “a palabras necias, oídos sordos”.

No olvidés que el que va a estudiar y realizarse como persona y profesional sos vos; así que no le hagás caso a los mitos, prejuicios y estereotipos que puedan haber alrededor de lo que querés estudiar. Lo que sí tenés que hacer es explorar, preguntar, analizar y tomar una decisión bien pensada.

Hablando de mitos, a continuación te vamos a presentar 5 mitos sobre la carrera de Nutrición para que veás que lo que la gente dice no necesariamente es cierto.

  1. Tenés que ser un compulsivo contador de calorías y lee etiquetas: la carrera de Nutrición, como cualquier otra, no se queda en conocimientos tan básicos y sencillos. De hecho no hace falta ser nutricionista para leer etiquetas, solo basta saber leer, pero sí es necesario ser un especialista para darle una correcta interpretación a esa información. Los nutricionistas se enfocan principalmente en la identificación de problemas nutricionales y en la búsqueda de soluciones, así que es más que un simple conteo de calorías. Es falso que los nutricionistas se pasan contando calorías todo el día.
  2. Es una carrera de mujeres: ¿En qué época estamos, en la Edad de Piedra? Sin duda, tiempo atrás las carreras estaban segmentadas en disciplinas femeninas y masculinas, y era mal visto que tanto hombres como mujeres estudiaran carreras que no les correspondían. Pero gracias a las discusiones y avances en temas de igualdad, el panorama actual es distinto; ya hombres y mujeres pueden estudiar lo que quieran sin importar el género. Así que si sos hombre y estás pensando estudiar Nutrición ¡Adelante! ¡No tengás miedo de romper moldes!
  3. Es una carrera saturada: Si bien hay un buen número de nutricionistas en el país, no todos los espacios de esta disciplina han sido abarcados por ellos. La nutrición tiene distintas ramas tales como la alimentación colectiva y promoción social que todavía pueden ser explotadas. Lo que ocupás es encontrar una necesidad y explotarla al máximo.
  4. Tenés que ser delgado: Primero, ¿cuánto debe pesar una persona para que sea catalogada como flaca o gorda? Esta pregunta difícilmente tendrá una única respuesta dado a las distintas percepciones que tienen las personas sobre lo que es gordura y delgadez. Así que no te preocupés si tus medidas no son perfectas porque en realidad no hay medidas perfectas. Lo que sí debés procurar es tener un peso y vida saludable, que sea consecuente con lo que recomendás a tus pacientes.
  5.  Tenés que tener dinero: Se cree que la carrera de Nutrición solo la estudian los pipis, pero vos y yo sabemos que esto ¡es solo un mito más!. Ahorita cualquier persona es capaz de estudiar lo que le apasiona sin importar su condición económica debido a las facilidades de pagos y becas que ofrecen las universidades públicas y privadas del país. A su vez, existen instituciones como CONAPE que te podrían ayudar en caso de que no logrés conseguir una beca, ¡Así que no hay imposibles cuando realmente se desea alcanzar una meta!

Recordá que podés encontrar más información sobre la carrera de Nutrición en UniversidadesCR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *