|

¿Cómo hacer tu presupuesto para sobrevivir en la U?

Tenés poco dinero en la bolsa, gastos de cada día y un poco de enredo porque no sabés cómo administrarlo. Cuando sos estudiante tenés que ahorrar hasta el último colón para poder salir con todo y, de paso, tener algo para el fin de semana. Te tenemos una buena noticia: con un presupuesto ordenado, podés lograr todos tus objetivos. Aquí te contamos cómo hacerlo.

Cuida los centavos, que los pesos se cuidan solos.

De seguro has oído esta frase. Lo que quiere decir es que cuando sos ordenado con el dinero, los pequeños gastos se controlan y eso hace que, poco a poco, comencés a tener un respaldo económico. Llevar un presupuesto ordenado te permitirá documentar todas tus entradas y gastos de dinero en un período determinado.

Tal vez te interese leer: ¿Cómo ordenarte con los gastos personales en el cole y la U?

¿Te has quedado sin dinero a mitad de semana? Pues entonces, necesitás urgentemente escribir un presupuesto. Lo primero es que tengás claros tus gastos, en qué invertís tu dinero. Con ello, podés designar la cantidad de dinero justa para cada uno de los rubros y verás que poco a poco ordenarás tus finanzas. Luego, definí un período: semanal, quincenal, mensual.

Una vez que tengás listos esos dos aspectos, seguí estos consejos:

    1. Listá primero los gastos fijos y que son mandatorios. Por ejemplo: pasajes para el autobús (o dinero para la gasolina del carro), fotocopias, empastes o compra de libros y cualquier otro que tengás en el período que definiste. Si vivís solo o con algún compañero, no olvidés incluir tus productos de aseo personal y del lugar donde vivís, así como comida y todos los gastos que conlleva una casa o apartamento.
    2. Ahorrá. Se recomienda ahorrar siempre un 10% de tus ingresos.
    3. Asigná montos para cada rubro. Los mismos deben ser lo más realistas posible, dejando un margen de más, que te servirá “de colchón” por si, por ejemplo, algún profesor solicita material que no tenías contemplado.
    4. Gastos extraordinarios. Ahora podés escribir en la lista lo que desearías hacer en ese período, con el dinero que te queda. Puede haber rubros de ahorro, salidas con los amigos, comida (desayunos, almuerzos, cenas, meriendas) y, todos los gastos que no son indispensables pero en los que querés invertir una parte de tu dinero.
    5. Socializar. Los gastos de rubros sociales dependen de tu agenda. Acá podés incluir: regalos de cumpleaños, salidas y otros.

Si seguís estos sencillos consejos, verás como vas a lograr que tu dinero te alcance para cubrir todas tus necesidades. Si sentís que estás corto de dinero, sabrás cuánto más necesitás para lograr tu objetivo.

Si acostumbrás utilizar tarjetas de crédito, te aconsejamos que las cancelés antes de la fecha de corte o que pagués el monto de contado en cada período para que no te cobren los intereses, y no se convierta en una fuente de endeudamiento que crece como bola de nieve.

En UniversidadesCR nos preocupamos por vos y lo que hacés para optimizar tu futuro. Podés encontrar más artículos relacionados con tus finanzas en nuestro blog. ¡Date una vuelta y dejanos tus comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *