|

10 características que esa empresa está buscando en vos

Querés conseguir rápido un empleo y tenés un título recién salido de la universidad bajo el brazo. ¡Genial! Has comenzado a formar parte de la fuerza laboral de nuestro país. Pero… ¡alto! ¿Te has puesto a pensar que no solo basta con tu conocimiento? Aquí te explicamos por qué.

Muchas veces creemos que con nuestro conocimiento es suficiente para desarrollarnos adecuadamente en el trabajo. Pues sí… si sabés mucho, tenés mucho camino recorrido, pero hay una serie de habilidades que deben formar parte de tu genética laboral, pues los empleadores se fijan en ellas para contratarte y mantenerte en el empleo. Mirá cuáles son las más importantes.

  1. Buena actitud: es mejor que dejés tu actitud grinch en la casa. Enfocate en generar un bien ambiente en tu trabajo, un espíritu de servicio y colaboración que venga genuinamente de tu interior. Las personas felices encantan a los demás.
  2. Idiomas… especialmente el inglés: inglés, inglés, inglés. Si podés desarrollar un nivel de dominio alto de este idioma, te garantizamos puertas abiertas en muchos empleos.
  3. Buena comunicación: tanto oral como escrita. Tendrás que enfrentarte a hablar frente a tus compañeros o a escribir informes y otros documentos. Aparte de esto, el poder hablar de manera abierta y clara con tu equipo de trabajo, te trae buena imagen.
  4. Habilidades sociales: no vale quedarse detrás de la computadora todo el tiempo y nunca salir a almorzar con los colegas. Estás en una organización y necesitarás integrarte a los grupos que existan, tanto formales como informales.
  5. Automotivación y autoaprendizaje: estamos en una época de un gran auge de la autoformación y el crecimiento que podés desarrollar por tu cuenta siempre será un aporte muy importante para tu empresa.
  6. Compromiso: la frase de “ponerse la camiseta” es una de las más reales para las empresas. Se conoce como “dar la milla extra”, es decir, no solo cumplir con lo que tenés que hacer, sino ir más allá creyendo que lo que podás aportar a la empresa será beneficioso para el equipo y para vos también.
  7. Flexibilidad: estamos en tiempo de cambios y de modificaciones laborales que surgen de la noche a la mañana, por ejemplo, por una nueva tecnología o porque una empresa cambiar la naturaleza de sus operaciones en un país. Debés estar preparado para los cambios y para responder a ellos adecuándote, de manera que podás moverte con facilidad.
  8. Proactividad: la proactividad consiste en actuar con antelación a los hechos. Te convertís en una persona que provoca las cosas, no en una que reacciona a ellas. Tomá la iniciativa y prepará ese proyecto que te encantaría ejecutar en tu empresa.
  9. Organización: tratá de cumplir adecuadamente con tus tareas en el tiempo oportuno. Debés ser capaz de gestionar tus recursos y los de tu equipo de trabajo, si está a tu cargo.
  10. Resolución de problemas: antes de presentarte frente a tu jefe para plantearle que te ayude a resolver un caso difícil, agotá todas las posibles soluciones por tu cuenta. En una empresa, se buscan personas capaces de resolver problemas con iniciativa e ingenio.

Ojalá que hayás hecho check en todas las 10 características. Te garantizamos que si te armás con ellas, te será muy sencillo encontrar y mantener un trabajo satisfactorio para vos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *