|

¿Qué es la inteligencia emocional?

¿Has visto la película Intensamente (Inside Out)? ¿Qué pasaría si te contáramos que en cada uno de nosotros también predominan muchas de esas emociones?

Hoy te vamos a hablar precisamente de la inteligencia emocional, y vas a conocer cómo se relaciona con los personajes de esta película.

Pero primero, queremos definir lo que se conoce tradicionalmente como inteligencia, y esto va relacionado con la capacidad de entender, razonar y resolver problemas, así como con la memoria y la observación. Sin embargo, este término encasilla únicamente un estilo de aprendizaje y deja de lado la parte emocional.

Según Daniel Goleman (2007), psicólogo y filosofo, la inteligencia emocional es la capacidad de sentir, entender, controlar y modificar los estados de ánimo propios y los de las personas que nos rodean.

Pero, ¿cuáles son los beneficios de desarrollar nuestra inteligencia emocional?

Estudios recientes demuestran que la inteligencia emocional va a determinar la visión de mundo y la forma en la que nos relacionamos con él. Por lo tanto, es uno de los responsables del éxito o fracaso que podamos tener en todas nuestras áreas de vida, ya que el éxito de una persona no depende solamente de su coeficiente intelectual.

Es necesario reconocer que no existen emociones negativas ni positivas, ya que, todas son necesarias en algún momento. Por ejemplo, a la hora de defender nuestros derechos la ira puede ser una emoción que nos motive, ya que es un impulso agresivo; o el miedo es una emoción que nos protege y nos indica que debemos tener cuidado al realizar ciertas actividades. Sin embargo, la manera en la que demostremos dichas emociones va a determinar sí es positiva o negativa.

Te vamos a mencionar cuáles son cuatro emociones primarias y algunas que se derivan de estas. ¿Con cuáles te identificas más?

  1. Cólera: furia, ira, molestia, indignación, etc.
  2. Alegría: felicidad, satisfacción, diversión, orgullo, etc.
  3. Miedo: ansiedad, desconfianza, nervios, preocupación, etc.
  4. Tristeza: duelo, soledad, nostalgia, aflicción, etc.

Ahora, ¿cómo puedo trabajar en mi inteligencia emocional?

A continuación, te comentamos cuáles son las cinco competencias básicas indispensables a desarrollar para aumentar nuestra inteligencia emocional.

  1. Autoconocimiento: Tener la capacidad de hablar con nosotros mismos y poder identificar que situaciones nos sintonizan con ciertas emociones es el principal paso. Para iniciar con un autoconocimiento, lo principal es aprender a ponerle nombre a las emociones, por ejemplo: ¿estoy triste o enojado? Ya que de esta manera vamos a buscar respuesta a cada estímulo, y para futuras experiencias vamos a encontrar la mejor emoción para reaccionar.
  2. Autocontrol: Poder controlar las emociones que nos generan ciertas situaciones es vital, ya que vamos a utilizarlas a nuestro favor. Para iniciar a desarrollar el autocontrol es importante analizarnos, con preguntas tales como: ¿qué me llevó a actuar de cierta manera, ¿de qué otra forma pude actuar?. ¿esa emoción fue positiva o negativa para este contexto?
  3. Automotivación: Es la manera de dirigir las emociones hacia aspectos positivos, la confianza y la persistencia. Es decir, motivarse a interactuar con las situaciones de la vida diaria para que todo salga a nuestro favor. Por ejemplo, antes de reaccionar, es importante cuestionarte: si actué de esta manera, ¿qué consecuencias voy a tener?
  4. Empatía: Es la capacidad de comprender a las otras personas y lo que pueden estar sintiendo. Este elemento también es fundamental para la inteligencia emocional, ya que nos va a permitir entender la dinámica de relacionarnos con las demás personas. Para poner la empatía en práctica es necesario que no solo aprendás a escuchar, sino también a observar, ya que por medio de un gesto o una mirada las personas pueden expresar cómo se sienten.
  5. Habilidades sociales: Las emociones son contagiosas, por eso el poder aplicar todos los pasos anteriores nos va a permitir relacionarnos de una mejor manera con las personas a nuestro alrededor.

Entonces, ¿cuáles son los beneficios de mejorar en nuestra inteligencia emocional?

  • Te ayuda a tomar mejores decisiones
  • Mejora tu rendimiento en el estudio y en lo laboral
  • Mejora la manera en la que te relacionas con los demás
  • Te ayuda a manejar el estrés
  • Favorece tu crecimiento personal
  • Reduce la ansiedad
  • Aumenta la motivación para alcanzar nuestras metas

La inteligencia es un gran tema, del cuál se puede hablar mucho e incluso de qué manera aplicarlo en cada etapa de nuestra vida. Por eso hoy te brindamos una pincelada, para que te motivés a investigar y a aplicarlo en cada paso que des. ¡Los beneficios de trabajar tu inteligencia emocional se van a reflejar en todo lo que hagás!

Jéssica Ramírez Vargas
Orientadora, Universidades.cr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *