|

Trabajo en equipo: ¿Cómo sacarle provecho?

“Uno para todos y todos para uno”

Esa conocida frase de los tres mosqueteros hace referencia a un tema que hoy queremos desarrollar, para ayudarte a sacarle el mayor provecho, y se trata del trabajo en equipo.

Pero ¡ojo! No confundamos trabajo en equipo con “trabajo en grupos”. La principal diferencia entre ambos es el nivel de compromiso y participación que existe dentro del grupo, pues trabajar en equipo es mucho más que agrupar a un conjunto de personas.

Pero, ¿qué entendemos por trabajo en equipo?

Trabajo en equipo es un conjunto de personas que tienen una meta en común y realizan todas las tareas necesarias para poder sacarla adelante. Interactúan entre sí para llegar a acuerdos y tomar decisiones que permitan alcanzar lo que desean y cada miembro ocupa diferentes funciones, para unir sus conocimientos y talentos.

Ya vimos que trabajar en equipo implica que todos tenga un objetivo en común, lo cual les va a permitir caminar hacia una misma dirección.

Y, ¿cuáles son las ventajas de trabajar en equipo?

  • Se puede intercambiar puntos de vista a favor del trabajo que se desea lograr.
  • Se pueden compartir responsabilidades ¡Agilizar el proceso!
  • Ayuda a mejorar la comunicación.
  • Se desarrollan las habilidades para interactuar con las demás personas.
  • ¡Motivación! Todos ayudan a mantenerse motivados y llegar a su meta.
  • Mejor capacidad de análisis.
  • Brinda seguridad al tener apoyo de todos sus compañeros.

Trabajar en equipo no solamente tiene ventajas, sino también implica retos que son parte del mismo proceso, tales como: falta de organización, desacuerdo en puntos de vista, poca claridad de la meta grupal, entre otros.

Es por esto que hoy te queremos brindar una lista de sugerencias para aplicar a la hora de trabajar en equipo.

  1. Construyan un objetivo en común: Para que todos vayan hacia una misma dirección es necesario que todos tengan los ojos puestos en la misma meta. ¿Cómo caminar si no se sabe hacia donde ir?
  2. ¡Creatividad! Parte de trabajar en equipo es contar con las ideas de cada miembro y que todos sientan la libertad de poder dar a conocer lo que quieren. Que todos se sientan parte del grupo es indispensable.
  3. Una de las habilidades más importante a la hora de comunicarse es la asertividad, es decir, la capacidad de decir lo que se piensa sin la necesidad de faltar el respeto. Y al trabajar con otras personas es más que necesario poder dar a conocer nuestras opiniones y al mismo tiempo tomar en cuenta la manera en la que decimos las cosas. Gritar no es una opción en el trabajo en equipo.
  4. Responsabilidad y organización. Permite crear estrategias que les permitan poder salir adelante con todo y delegar funciones. Una agenda, un post-it, e incluso mensajes de recordatorio entre los integrantes del equipo son esenciales para que todo fluya y haya comunicación.
  5. ¡Celebren! Cuando logren realizar algo como grupo (esos pasos o etapas dentro de la gran meta) ¡celebren! La motivación les va a permitir seguir adelante con una excelente actitud.
  6. Liderazgo cooperativo. Si bien en todo grupo siempre existe una persona que ejerce el papel de líder, se pueden turnar ese rol con el fin de tener una diversidad de liderazgo y tomar decisiones con base en las opiniones de todos los integrantes del equipo.
  7. ¿Cuáles son las reglas del equipo? Es necesario que se establezcan normas para que todos puedan ir al mismo nivel, así como las fechas de las reuniones y qué acciones tomar ante cualquier situación que se pueda surgir.

¿Qué esperás para transformar tus “trabajos en grupo” en un verdadero “trabajo en equipo? ¡Manos a la obra!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *