|

Work from home: 7 cosas que debés saber si quieres trabajar desde tu casa


Se le conoce también como teletrabajo, trabajo remoto, telecommuting o simplemente work from home. Esta modalidad de trabajo permite a las empresas y equipos de trabajo reducir gastos de oficina, además de poder reclutar a talento de cualquier parte del mundo y evitar que los trabajadores pierdan horas desplazándose hasta el lugar de trabajo.

Sin embargo, hay otros aspectos importantes que debes saber antes de decidir trabajar desde tu casa. Ya sea que lo hagás solo durante unos días a la semana o si podés realizar tu jornada completa desde casa, el teletrabajo tiene muchas ventajas, pero también presenta algunas consideraciones.

  • Más tiempo libre… ¿o no? Sin duda con el teletrabajo te ahorrás todo ese tiempo que te tomaría desplazarte hasta la oficina o lugar de trabajo, y eso se traduce en más tiempo libre para dedicarlo a tus proyectos personales, a los quehaceres de la casa, o si estás estudiando en la universidad, o sacando algún curso o especialidad. Peeero, es importante que de verdad logrés definir tiempos para cumplir con el trabajo y acomodar tu horario a todo lo demás; de otra manera vas a terminar recargado de tareas y más estresado que si lo hicieras en un trabajo presencial.
  • Organización: ¡Importantísimo! El éxito de trabajar desde la casa se logra si te organizas para cumplir tu jornada laboral o tus tareas asignadas, sin descuidar la calidad y profesionalismo que requiere tu cargo. Es decir, primero cumplí con tus responsabilidades laborales y después buscá cómo distribuir el tiempo para tus otras actividades y planes. También te recomendamos organizar tu espacio de trabajo, que sea un lugar cómodo, con todo lo que necesités para trabajar, ventilado, con buena luz y preferiblemente con poco ruido alrededor.
  • Manejo del tiempo: Esto es vital en el mundo del teletrabajo. Procrastinar es taaan fácil cuando no tenés a tu jefe encima todo el tiempo, o con tantas distracciones que ofrece tu casa, que cuando menos te das cuenta dejaste sin entregar un trabajo, o ya se cumplió la fecha límite de una tarea pendiente, o tenés que correr para conectarte a esa reunión importante que casi olvidas. Buscá técnicas que te ayuden a administrar mejor tu tiempo, como el método Pomodoro, donde con un temporizador podés dividir el tiempo en intervalos, llamados pomodoros, de 25 minutos de actividad, seguidos de 5 minutos de descanso, con pausas más largas cada cuatro pomodoros.
  • Interacción con tus compañeros: En el lugar de trabajo te rodeás a diario de tus compañeros y eso propicia el compañerismo a la vez que se convierte en un espacio para aprender y mejorar tu experiencia profesional. Con el teletrabajo esto se convierte en una limitación, porque estás más aislado, no hay tanto contacto inmediato y casual, e inevitablemente perdés mucha parte de la socialización que ofrece una oficina, por ejemplo. Es recomendable que cada cierto tiempo asistás al lugar de trabajo (si es posible) para compartir con tus compañeros, o involucrarte en actividades de team building o salidas casuales que coordinen entre el grupo de trabajo, o podés aprovechar una reunión para hacer conversación sobre temas personales y que no se trate solo de trabajo.
  • Si tenés niños, ¿qué hacer para que no interfieran con tu jornada de trabajo? 
Un analista político en medio de una videollamada en vivo con el canal de noticias de la BBC que ve interrumpida su entrevista por la entrada inocente y juguetona de sus hijos jajaja Pasa seguido y es parte de las experiencias que vive un profesional que trabaja desde casa.

¡Ojo con esto! Así que es importante coordinar con los miembros de la casa cuando tenés una videollamada para evitar distracciones de este o cualquier otro tipo. 

  • Cumplimiento de métricas o fechas de entrega: El teletrabajo debés tomarlo muy en serio, y así como las empresas lo consideran un beneficio para sus colaboradores, así debés responder al beneficio siendo responsable y cumpliendo con los objetivos que te piden, marcando a tiempo tus horarios de entrada y salida, los breaks o tiempos de recreo, entre otras condiciones que pida tu jefe. 
  • La motivación: Parte de disfrutar y a la vez ser exitoso en tu trabajo haciéndolo desde tu casa o en modo remoto lo lográs si encontrás motivaciones diarias que te permitan mejorar tu nivel profesional, ser creativo, actualizarte en tu área de conocimiento y buscando cómo ser más eficiente con tus tareas y objetivos. Podés ver videos o tutoriales en Youtube, llevar algún curso de actualización, tener un chat o grupo de Facebook donde se hable de temas afines a tus intereses, escuchar algún podcast de vez en cuando… en fin, que la motivación llegue por todo lado.

Como ves, el teletrabajo ofrece muchísimas ventajas y oportunidades para combinar tu vida laboral con tus proyectos personales, pero todo está en lograr un balance entre ser responsable con las labores que te corresponden y no dejar que la monotonía o la falta de interacción social afecten la oportunidad de hacer tu trabajo desde tu cama, en pijamas, o en la sala, el jardín o en algún rincón de tu casa, tan cómodo como tu quieras. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *